El Astrónomo Errante

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Crónica de la Observación Pública del Planetario de Madrid

E-mail Imprimir
Valoración: / 5
MaloBueno 
Indice del artículo
Crónica de la Observación Pública del Planetario de Madrid
Comienza la observación

Evento organizado por el PLANETARIO DE MADRID. Organización de observación con telescopios: AGRUPACIÓN ASTRONOMICA DE MADRID. CRONICA (EN SOLFA) DE LA OBSERVACIÓN PUBLICA. 19 de junio de 2010.

Miembros de la AAM

Otro año más, qué gustazo llegar a la explanada del Planetario y ver el bullicio contagioso que allí se organiza. El sol esplendoroso cegaba al personal y todos parecíamos chinos. Da placer reencontrar tantas caras conocidas y muy apreciadas, unos de verlos en la sede A y, of course, en la Sede B (un vinito siempre alegra y suelta la lengua), otros de nuestras andanzas por China, otros de las OP como mi compa de bocadillos Juan Cantos que solo nos vemos una vez o dos veces año pero que alegrón encontrarte, siempre sonriendo a la vida y ofreciendo optimismo y buen humor ( un bálsamo para la crisis). Pudimos ver al mago mayor Miguel Angel Trenado, ahora que va para gran fotógrafo, muy contento saludando por doquier y al mando de su telescopio, y a Maria haciendo bromas y desplegando energía, jo, ya tenía ganas de veros, eh!.

Es todo un espectáculo si te detienes un momento a observar: aquí Pepe Prieto, nuestro proveedor del Foro de las noticias internacionales, siempre al loro de lo que ocurre ahí fuera, ( no lo conocía y fue una excelente oportunidad), Ricardo el presi y Nicolás Ortego charlaban de los telescopios, de la mar en coche, de bueyes perdidos, en fin que me pierdo yo; hacia poniente vemos que llega Jaime Izquierdo con su prestancia habitual a colocar el telescopio en la primera isleta que debe tener reservada siempre, será que de ahí se ve mejor el cielo ?. Vaya foto ha mandado al Foro sobre el nuevo cometa, y nosotros tan verdes como la cola del cometa pero de envidia cochina, nooo, mejor limpia. Por el noroeste Conchi, la chupi guay, estaba toda enfaenada apilando cajas para el kiosko; apuntando al sur se encontraba Dori descargando del coche su baulazo guarda telescopios, esta chica tiene que hacer mucho deporte si no no se entiende como puede con eses tremendos bultos. Tirando hacia el noroeste, estaban de juerga padre, con guantes en ristre y colocando vallas a diestra y siniestra, parte del grupo Los Clandestinos: Mercedes, Pedro Ibeas, Floren, Soraya, Abel y Marcelino y yo que observaba y hacia fotos, entre otros.

Soraya, después de desplegar movimientos instaladores de vallas, contestó a bromas con su característico estilo tan asertivo y de variados tonos que nos divierte cantidad. Como quedó cansada le distrajo la silla a uno de los monitores con telescopio y se sentó muy ufana con el compañero muy agradable a controlar la salida. Por cierto nos hizo reir a mandíbula batiente cuando Ricardo el presi dice: aquí Sor Aya y ella rauda le contesta: nooooo , mejor Sor Raya (y no se refería al pez precisamente), jua, jua, jua, risas a granel. Yo me acordé de los narco-corridos mexicanos dedicados a los narcos en la que se describen a dos “monjitas”.

En eso llega la televisión Antena 3 y se instala para ver y captar todos los pormenores y pormayores del evento; que si hago una toma con los que instalan telescopios, preguntas de la presentadora por allí, tomas generales, tomas de zoom, close-ups, en picado, en contra picado y después de largo rato se van.

Susana, la nueva, merodeaba encantada con una sonrisa beatífica en el rostro repartiendo identificaciones para los coches. Como lo hacía con mucho encanto casi me llevo una para mi coche que no llevé al Planetario….. por eso de no defraudarla.

Mercedes , después de las vallas, se sacó los guantes de obrero y se paseaba lánguidamente con sonrisa radiante al rostro haciendo chascarrillos, echando una mano a los astrónomos, fotografiando grupos y detalles, imparable la churri Mer.

Luego nos juntamos en la puerta y la juerga quedo garantizada entre el trío calaverita Marcelino, Mer, y yo. La gente en la cola se contagiaba y también quería participar poniendo oreja y haciendo preguntas de mucho calado para interrumpirnos como: qué se ve aquí? Los tres torcíamos el morro y hacíamos como que la pregunta había sido: qué evento tan interesante se ha organizado aquí, con este cielo despejado aunque contaminado de Madrid, podremos apreciar Saturno y sus lunas? por ejemplo.

Pedro Ibeas estaba infatigable y en todos lados y como no llevó telescopio andaba más suelto que un pajarito fuera de jaula y se dedicaba a ayudar presto y raudo a todo el que lo requería con solo un alzado de cejas. Peter, creo que ya te contamos entre los monitores sin telescopio de ahora en más.

Conchi, la chupi guay y la nueva adquisición de la agrupación (Cristina, su hija) que apunta muchos y buenos modos para ser la gran reportera de la AAM (estudia periodismo), estaban al frente del kiosko. Por poco mueren de éxito sepultadas por la concurrencia, menos mal que tenían vallas protectoras alredor.

Marta que no es nueva pero esta era su primera OP, estaba encantada ayudando al personal con un gran don de ubicuidad, oiga, lo mismo la veías chequeando los bocadillos, que riendo a mandíbula batiente con el personal o poniendo un ojo en la salida para que no se colaran los visitantes.

Os adoptamos Marta, Cristina y Susana. Hacen falta más mujeres así en la AAM para equilibrar un poquito la balanza.

Florencio entre colocación de vallas encendía un cigarrillo con otro y pronto lo vimos totalmente abducido por la instalación de su telescopio. Compañero, menos mal que el año pasado cuando entraste en la AAM, y te dimos 24 hs para apuntarte a China optaste por venir si no no te adoptábamos tan fácilmente! Es que la gente decidida convence mucho, oiga y es tan majo.

Fernando Fernández, compañero simpaticón, el que tanto nos enseña a través del foro y de su web, estimado compa de las próxima gorritas AAM, ya, ya, ya……no se me altere el personal, estamos en ello y en poco tiempo luciremos ultra fashion y elegantes con nuestra gorrita que no pamela pero sí parasol, parasombra, paralluvia, tapaojos para la siesta, abanico contra los insectos, para darte aire fresco, calada hasta la nariz para pasar desapercibido a los acreedores. Jo, hay que ver todas las utilidades de nuestra gorrita, a que no habíais pensado en sus múltiples funciones? La gorrita AAM…… NO es una simple gorrita…...

Luís Alburquerque nos dejó patidifusos y deslumbrados con su gorrita AAM especial con logo por ambos lados y camiseta a juego que portaba su nombre, por eso de que nadie se la quite, claro. La envidia nos corroía los dientes pero sonreímos. Te prometo que no te la pido prestada.

Pedro Moraga, el querido amigo de fatigas en China (que no en chino) siempre tiene un gesto y una palabra amable y da gusto verlo llegar con su andar suave pero sin pausa, charlar con todos y preparar su loco cacharro con alegría renovada.

También reapareció Abel, nuestro benjamín adoptado que traía unas energías dignas de mención. El chico nos ha salido muy estudioso de la astronomía y a poco que se ponga, nos dará clases de astrofotografía en la AAM. Hay que ver el súper triple telescopio que puso en la sala de su casa ( lo vimos en foto) parece de la Guerra de las Galaxias.

Boro, como siempre oficiando de proveedor universal y por ello le hemos bautizamos San Boro el Bendito, ya sabéis, lo bendecimos todos por traernos tan sabrosos bocadillos, el de jamón ha sido este año excelso y muy aplaudido por que estaba rociado con buen aceite de oliva y unas rodajitas finas de tomate ( jo, parezco Hommer Simpson haciéndoseme la boca agua) Ahhhhhhh jamónnnnnn! Boro, menos mal que no has traído tu famosa paella a la OP, si no se hubiera armado un cisco de aquí te espero y terminaríamos todos cayendo a la paella como moscas a la miel.

Juan Alarcón, jefe de organización de su primera OP, no paraba armando y metiendo coordenadas en su telescopio, dando a cada monitor sin telescopio una misión, bromeando por aquí, haciendo fotos por allí. Por cierto su hijo que vino a vernos está tan alto ya que en nada lo va a dejar enano. Juan prepárate a morder el polvo.

A mi me aguardaba una sorpresa, Juan decidió que yo debía organizar el rancho, menos mal que estaba Marta para ayudarme. Así a las 9,30 hs el estómago de los presentes hacía ruiditos sospechosos y demandantes. Todos se vinieron a hacer fila india pegándose relamidas a las comisuras de los labios, anticipando con deleite el sagrado momento de hincarle el diente al preciado bocadillo y……. a pedir por ese piquitoooooo: a nosotros 2 de jamón y 2 cervezas……- oído cocina, marchen 2 manduques!

Araceli, que tan bien lo hizo el año pasado con el rancho, estaba sumamente ocupada con su telescopio y se vino a la fila un poco tarde, soñando y paladeando su bocadillo de tortilla. Su cara fue un poema cuando yo busco y rebusco por todos los confines de la caja y nadaaaaa….. no quedaba tortilla. Consternación! Si me toca rancho la próxima OP me acordaré de reservarte un bocata y fuga de tortilla.

Antes de empezar la observación, un padre con su niña de unos 6 añitos, me pidió, por favor pasar a ver como instalaban los telescopios que la pequeñina estaba entusiasmada con el tema. Los acompañé y la criaturita más que mirar atrapaba toda la actividad telescoperil con atención absoluta hasta que llegó al imponente Dobson negro de Juan Cantos, se paró en seco, abrió la boca una cuarta y me pregunta cándidamente: “Y éste es un cañón?”. Menuda imaginación se gastan los infantes.

Aquí, entre las isletas, el gran orador del Planetario, Antonio del Solar nos hacía fotos de grupo con varias cámaras en la mano (todo un profesional) y nosotros venga a posar; que si mi perfil derecho es mejor, que si la pierna la inclinamos así, que si sacudimos el pelo, en fin, lo típico de modelos.

Toño Bernedo y César, los anfitriones, se paseaban por todas las isletas y rincones, sonriendo y departiendo amigablemente, claro, conocen a los AAM desde que todos andaban con chupete y eso acerca mucho. Ahora en serio, siempre es un gusto compartir con vosotros esta experiencia.

Pedro Gonzalez nos hizo una demostración de fuerza, de verdad de la buena, nos agarró la mano a Marta y a mí como para saludarnos y vimos las estrellas…….literalmente, sin telescopio; luego, como quien no quiere la cosa y en pleno manduque aplastó con una sola mano la lata de cerveza vacía y la dejó de 1 milímetro de grosor, nos quedamos estupefactos y muy displicentemente nos dice: es para ahorrar espacio!!!!!



 
Comentarios (1)
Pudo ser mejor...
1 Miércoles, 23 de Junio de 2010 18:34
Talish de Zander
Como siempre, las observaciones públicas son una fiesta donde todos participamos y nos sentimos muy cercanos. La lástima es que, últimamente, estos eventos no se estén publicitando con el entusiasmo de tiempos pasados, como en aquellas ocasiones que asistían más de 5000 personas. No sé si será por eso o porque quizá lo que ofrecemos ya es poco atractivo pero, en cualquier caso, para mí, sigue siendo un evento del que me siento orgulloso de participar
Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.

Usuarios conectados

Tenemos 996 invitados conectado(s)

Usuarios registrados

Introduzca su identificación para acceder a los contenidos y funcionalidades reservados a usuarios registrados.

Lea nuestra Política de Privacidad

Si tiene problemas de acceso póngase en contacto con nosotros en info@astroerrante.com

Recomiéndanos

Google +1