El Astrónomo Errante

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Nota de prensa del Grupo de Protección del Cielo (G.P.C.)

E-mail Imprimir
Valoración: / 5
MaloBueno 

Nos hacemos eco del correo recibido y del comunicado emitido por este grupo:

"Adjunto comunicado de prensa en la que el Grupo de Protección del Cielo (G.P.C.) denuncia la contaminación lumínica provocada por las luminarias de destellos colocadas en los aerogeneradores en los parques eólicos de nueva construcción.

Ante los continuos retrasos de la AEE (Asociación empresarial eólica), para llegar a un acuerdo con nosotros y las dudas que tenemos de que abandonen definitivamente la actual política de balizado totalmente inaceptable, amplios sectores de ecologistas y grupos astronómicos han puesto en marcha una campaña de denuncias a los organismos responsables de medio ambiente de las distintas CC.AA.

Os agradeceremos que extendaís este comunicado al mayor número de sitios posibles, ya que el medio ambiente nocturno y los pocos reductos de cielo oscuro de nuestro país estan en serio peligro de desaparición si no nos movilizamos todos.

Gracias por vuestro apoyo.

Francisco Pujol. Presidente del Grupo de Protección del Cielo (C.P.C)

www.gpc-cl.org"

Comunicado:

BALIZAMIENTO CONTAMINANTE EN LOS PARQUES EÓLICOS.

El Grupo de Protección del Cielo (GPC), grupo ecologista que promueve el ahorro energético y la disminución de la contaminación lumínica, quiere denunciar que desde el año 2008 la industria eólica de nuestro país ha comenzado a instalar en los aerogeneradores (molinos de viento) luminarias de destellos blancos y rojos de alta intensidad. La utilización de estas luminarias constituye un derroche energético ilógico en estos tiempos. Además la contaminación lumínica producida por los parques eólicos deteriora el medio ambiente y produce molestias y deslumbramientos. Hasta el año 2008 todos los parques eólicos se limitaban a colocar en los aerogeneradores una baliza luminosa roja de baja intensidad y potencia para señalización a la navegación aérea, pero a partir de ese año, y sin que haya habido ningún incidente aéreo que justificara el cambio, se decide instalar en los nuevos parques eólicos luminarias de destellos de alta intensidad. Estas instalaciones exceden en mucho las exigencias de la normativa de seguridad aérea (normativa OACI), la cuál solo obliga a tomar esta medida en los obstáculos importantes situados a menos de 3 Km. del borde de entrada a la pista de aterrizaje de un aeropuerto con actividad nocturna, cosa que no sucede en ningún caso en nuestro país al situarse todos los aerogeneradores en zonas rústicas.

Las escasas zonas de medio nocturno realmente oscuro que quedan en España se están viendo inundadas por los fuegos artificiales de los parques eólicos, cuyos destellos son visibles desde decenas de kilómetros de distancia. Además, han aparecido multitud de problemas creando importantes daños al medio ambiente, anulando la visión del cielo estrellado en zonas oscuras y produciendo molestias y deslumbramientos a personas y conductores que circulan cerca de los parques eólicos.

Detallamos los daños provocados por las luminarias de destellos:

1) Los aerogeneradores se sitúan todos ellos en zonas rústicas y algunos incluso se encuentran junto a zonas protegidas pertenecientes a la red Natura 2000. Estas zonas son clasificadas por el Reglamento Técnico de Alumbrado Exterior de obligado cumplimiento, como zonas E1 y E2, autorizándose como máximo un 1% ó un 5% de flujo lumínico al cielo. Idéntica calificación detentan estas zonas en las leyes protectoras del medio nocturno de las Comunidades Autónomas de Baleares, Cataluña, Andalucía, Cantabria, Navarra y Canarias. Sin embargo las luminarias de destellos lanzan ingentes cantidades de flujo lumínico al cielo.

2) La potencia instalada en luminarias de alta intensidad se acerca a los 20.000 vatios de potencia por parque. El gasto de esta iluminación, que funciona tanto de día como de noche, supera los 25.000 euros anuales por parque. Este consumo es una parte no despreciable de la energía que genera el propio parque eólico, constituyendo un derroche energético inaceptable.

3) Los destellos de estas luminarias, anulan la visión del cielo estrellado en una zona de al menos 5 km a un lado y otro de la línea de aerogeneradores, Los destellos son visibles a más de 70 Km, constituyendo un foco de contaminación lumínica que incumple gravemente la Ley de la Atmósfera de 2007. Esta luz relampagueante de elevada intensidad, altera el hábitat de la fauna en general, afectando sobre todo a la nocturna al eliminar su medio natural.

4) Los destellos de media intensidad, rojos o blancos, producen deslumbramiento a los conductores que circulan por las carreteras y molestias a los vecinos de zonas cercanas situadas a pocos kilómetros de los aerogeneradores. Se ha comprobado que la intensidad de los destellos supera ampliamente los límites de luz molesta establecidos en el reglamento técnico de alumbrado exterior. Como consecuencia de ello en estos momentos existen en distintos puntos, riesgo de accidentes de tráfico debido a los deslumbramientos provocados por los destellos.

5) La seguridad aérea no requiere de la utilización de este tipo de balizamiento. Ningún avión vuela sin visibilidad a 150 metros de altura del terreno si no va a aterrizar. Los helicópteros tienen medios propios de iluminación y tampoco suelen volar sin visibilidad a 100 o 150 metros que es la altura máxima de los aerogeneradores. Todo esto sin mencionar a los sistemas de radar-terreno que poseen muchas naves aéreas.

Dado que, hasta la fecha, las empresas del sector eólico se han negado a retirar estas instalaciones reemplazándolas por las balizas de baja intensidad usadas durante más de 30 años sin problemas de ningún tipo, las cuáles se han demostrado suficientes para garantizar la seguridad aérea, el Grupo de Protección del Cielo ha empezado a denunciar a un buen número de empresas eólicas a las Consejerías de Medio Ambiente de las Comunidades Autónomas de Aragón, Cataluña, Castilla y León, Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana y Andalucía y a la D.G. de Tráfico por los problemas de seguridad vial que genera el deslumbramientos en algunas carreteras.

Se adjuntan algunas denuncias presentadas.

Francisco Pujol.

Presidente del Grupo de Protección del Cielo (G.P.C.)"

 


 
Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.

Usuarios conectados

Tenemos 1308 invitados conectado(s)

Usuarios registrados

Introduzca su identificación para acceder a los contenidos y funcionalidades reservados a usuarios registrados.

Lea nuestra Política de Privacidad

Si tiene problemas de acceso póngase en contacto con nosotros en info@astroerrante.com

Recomiéndanos

Google +1

Contenidos relacionados