El Astrónomo Errante

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

La Escala de Bortle

E-mail Imprimir
Valoración: / 16
MaloBueno 

Escala de Bortle

Para evaluar la calidad del cielo nocturno en cuanto a sus condiciones para la observación, solemos usar la escala de Bortle.

John Bortle publicó en la revista Sky & Telescope un artículo proponiendo una nueva escala de cielos oscuros para determinar la calidad de los cielos. Divide los cielos en nueve niveles, dando abundantes características de cada uno de ellos.

Traducción de Mario Gaitano y Víctor R. Ruiz.

  • Clase 1: Sitios con un cielo oscuro excelente. La luz zodiacal, gegenschein, y la banda zodiacal son visibles: la luz zodiacal en grado sorprendente, y la banda zodiacal extendiéndose por todo el cielo. Incluso con la visión directa la galaxia M33 es claramente un objeto visible a simple vista. Las regiones de Scorpius y Sagittarius de la Vía Láctea arrojan claramente sombras difusas sobre el terreno. Para el ojo, sin ninguna ayuda, la magnitud límite es de 7,6 a 8,0 (con esfuerzo); la presencia de Júpiter o Venus en el cielo parece degradar la adaptación a la oscuridad. El halo (resplandor débil de origen natural, visible sobre todo en los primeros 15 grados sobre el horizonte) es fácilmente observable. Con un telescopio de 30 cm se detectan con esfuerzo estrellas hasta la magnitud 17,5, mientras que con un instrumento de 50 cm usado con un aumento moderado alcanzará la magnitud 19. Si estás observando desde un campo cubierto de hierba, bordeado por árboles, tus compañeros y el vehículo son casi totalmente invisibles. ¡Este es el Nirvana de un observador!
  • Clase 2: Típico sitio verdaderamente oscuro. Se puede ver débilmente un halo a lo largo del horizonte. M33 es más bien fácilmente visible con visión directa. La Vía Láctea estival está altamente estructurada a ojo desnudo, y sus partes más brillantes parecen mármol veteado cuando se la observa con binoculares ordinarios. La luz zodiacal es todavía bastante brillante para arrojar débiles sombras antes del amanecer y después del anochecer, y su color puede verse tan claramente amarillento cuando se la compara con el blanco azulado de la Vía Láctea. Cualquier nube en el cielo es visible como un hueco oscuro en el fondo estrellado. Puedes ver tu telescopio y los alrededores sólo vagamente, excepto donde los objetos se proyectan contra el cielo. Muchos de los cúmulos Messier son objetos visible a simple vista. La magnitud límite a simple vista es de 7,1 a 7,5, mientras que un telescopio de 25 cm alcanza hasta la magnitud 16 o 17.
  • Clase 3: Cielo rural. Algún indicio de contaminación lumínica se evidencia a lo largo del horizonte. Las nubes aparecen débilmente iluminadas en las regiones más brillantes del cielo, cerca del horizonte, pero son oscuras a mayor altura. La Vía Láctea todavía aparece compleja, y los cúmulos globulares tales como M4, M5, M15 y M22 son objetos visibles a simple vista. M33 es fácil de ver con la visión lateral. La luz zodiacal es impresionante en primavera y otoño (cuando ésta se extiende 60 grados, en lo alto del horizonte después del anochecer y antes del amanecer, y su color se distingue solo débilmente. Tu telescopio se ve vagamente a una distancia de 20 o 30 pies. La magnitud límite a simple vista es de 6,6 a 7,0, y un reflector de 20 cm alcanzará la magnitud 16.
  • Clase 4: Transición rural-suburbana. Las campanas de luz de contaminación luminosa se ven fácilmente encima de los centros de población en varias direcciones. La luz zodiacal es claramente evidente, pero no llega ni a la mitad de camino hacia, en el principio o final del crepúsculo. La Vía Láctea, en lo alto del horizonte, es todavía impresionante pero carece de casi la mayoría de la estructura más obvia. M33 es un objeto de difícil detección con visión lateral y es perceptible únicamente a una altura de más de 50 grados. Las nubes están iluminadas en la dirección de las pequeñas fuentes de contaminación, aunque solo un poco y aún son oscuras cuando están bastante altas. Puedes ver claramente tu telescopio más a una buena distancia. La magnitud límite visual máxima es 6,1 a 6,5, y en un 25 cm el reflector con la ampliación moderada , magnitud 15,5.
  • Clase 5: Cielo suburbano. Los únicos indicios de la luz zodiacal se ven solo en las mejores primaveras y noches de otoño. La Vía Láctea es muy débil o invisible cerca del horizonte y parece más bien borrosa. Las fuentes de iluminación son muy claras en muchas, si no todas, las direcciones. Sobre casi o todo el cielo, las nubes son bastantes más brillantes que el cielo mismo. El límite del ojo es de alrededor de 5,6 a 6,0 y un reflector de 25 cm alcanzará una magnitud de 14,5 a 15.
  • Clase 6: Cielo suburbano brillante. No puede distinguirse ningún rastro de la luz zodiacal incluso en las mejores noches. Cualquier indicio de la Vía Láctea sólo es evidente en el cenit. El cielo en los primeros 35 grados, reluce blanco grisáceo. Las nubes en cualquier parte del cielo aparecen bastante nítidas. No tienes ningún problema para ver los oculares y los accesorios del telescopio en una mesa de observación. M33 es imposible de ver sin prismáticos y M31 es sólo modestamente claro a simple vista. A simple vista la magnitud límite está sobre 5,5 y un telescopio de 25 cm usando aumentos moderados mostrarían estrellas de magnitud entre 14,0 y 14,5.
  • Clase 7: Transición suburbano-urbano. Todo el fondo del cielo tiene un vago matiz blanco grisáceo. Hay fuentes importantes de iluminación en todas las direcciones. La Vía Láctea es totalmente invisible o casi. M44 o M31 pueden vislumbrarse a simple vista pero son muy borrosos. Las nubes se iluminan brillantemente. Incluso con un telescopio de tamaño moderado los objetos Messier más brillantes son pálidos fantasmas de si mismos. La magnitud límite a simple vista es 5,0 si te esfuerzas y un reflector de 20 cm apenas alcanza la magnitud 14.
  • Clase 8: Cielo urbano. El cielo reluce blanquecino gris o anaranjado, y puedes leer los titulares de un periódico sin dificultad. M44 y M31 apenas se vislumbran por un observador con experiencia en buenas noches, y únicamente los objetos Messier más brillantes son observables con un telescopio de tamaño modesto. Algunas de las estrellas que dibujan las formas de las constelaciones familiares son difíciles ver o no se ven en absoluto. A simple vista se ven estrellas por debajo de la magnitud 4,5 en el mejor de los casos, si sabes dónde mirar, y el límite estelar para un reflector de 25 cm es poco mejor que la magnitud 13.
  • Clase 9: Cielo desde el interior de la ciudad. El cielo entero se ilumina brillantemente, incluso en el cenit. Muchas de las estrellas que forman las figuras de las constelaciones familiares son invisibles y constelaciones débiles como Cáncer y Piscis no se ven del todo. Aparte de las Pléyades, el resto de objetos Messier son invisibles a simple vista. Los únicos objetos celestes que realmente proveen gratas vistas telescópicas son la Luna, los planetas y algunos cúmulos estelares (si puedes encontrarlos). La magnitud límite a simple vista es de 4,0 o menos.

 
Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.

Usuarios conectados

Tenemos 1549 invitados conectado(s)

Usuarios registrados

Introduzca su identificación para acceder a los contenidos y funcionalidades reservados a usuarios registrados.

Lea nuestra Política de Privacidad

Si tiene problemas de acceso póngase en contacto con nosotros en info@astroerrante.com

Recomiéndanos

Google +1