El Astrónomo Errante

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Guía de Observación de Objetos Difusos de Cielo Profundo 1. Presentación.

E-mail Imprimir
Valoración: / 10
MaloBueno 

Cuando empecé esta maravillosa afición a la astronomía, inmediatamente descubrí que, entre todas sus facetas, la que más me impresionaba era la observación de los objetos difusos de cielo profundo. ¿Cielo profundo? ¿Difusos? Los objetos difusos de cielo profundo son todos aquellos que se encuentran fuera de nuestro sistema solar y tienen una cierta extensión.

Con esta definición excluimos las estrellas individuales, estrellas variables y estrellas dobles. La idea de ver objetos que están tan alejados en el espacio y, por tanto, en el tiempo, me sigue sobrecogiendo.

En mis inicios me encontré con una infinidad de problemas conduciéndome a decepcionantes noches de observación que casi terminan por agotar mi entusiasmo. Todos estos sinsabores tenían una explicación: mi desconocimiento e inexperiencia en el tema.

Lo primero que pensé y que piensan la mayoría de los principiantes fue que mi telescopio, un refractor de 60 milímetros, era demasiado pequeño. Primer error, pues no hay instrumento pequeño, con todos se pueden hacer observaciones. Me construí entonces un flamante newton de 20 cm sobre montura dobson. Segundo error. ¿Cómo iba a manejar un telescopio mayor si aún no era capaz de manejar uno pequeño? Es lo mismo que intentar conducir un deportivo sin saber manejar un utilitario. Cuando intentaba encontrar algún objeto me era casi imposible apuntar. Tercer error. Se me había olvidado montarle un buscador. Luego vino la difícil tarea de encontrar los objetos de cielo profundo. ¿Cómo pretendía encontrarlos sin unas buenas cartas estelares? Cuarto error. Así puedo seguir y seguir hasta completar dos años de sufrimiento.

Todo esto ocurrió entre los años 1989 y 1991. Entonces existían pocas publicaciones de astronomía para aficionado. Algunas eran de excelente calidad, pero en general difíciles de encontrar. Hoy en día es fácil encontrar multitud de páginas web con información y buenas publicaciones. Pretendo con este curso aportar mi granito de arena, basada en mi experiencia de muchas días de estudio y preparación de muchas noches de observación.

Estos artículos pretenden ser una guía práctica para realizar observación. Nos muestra los aspectos tanto generales de la observación como específicos de la observación de objetos difusos de cielo profundo (de una forma u otra también son aplicables a otros campos de la observación) para ser usados en la misma sesión de observación, en campo, ya sea con prismáticos, pequeños, medianos o grandes telescopios. No encontrareis en esta guía nada de teoría. Todo es eminentemente práctico.

No pretende ser un curso de astronomía para aficionados. Para ello existen buenas publicaciones, como “Mira al cielo… está lleno de estrella”, el curso de astronomía publicado por la AAM. No hablaré de los temas que se tratan en esta y otras publicaciones, si no es para profundizar en algunos de los contenidos relacionados con la observación de cielo profundo.

Está sobre todo dirigida a aquellos aficionados que se inician en el terreno de la observación astronómica. No hay nada más frustrante (y lo sé por experiencia propia) que conducir más de 100 Km. para alejarnos de las luces de la ciudad, montar nuestro campo de observación, todo el correspondiente equipo y no conseguir ver nada porque no sabemos qué, cómo y/o hacia donde observar.

También va dirigida a aquellos aficionados que están inmersos en las profundidades del espacio y no saben cómo avanzar. Encontrarán en estos artículos algunas ideas que le harán progresar, por ejemplo registrando sus observaciones, y ampliará sus miras hacia nuevos horizontes.

Seguiremos los pasos necesarios para realizar una buena observación y en orden cronológico. Empezaremos mostrando los pasos previos: que equipo necesitamos, cuál es el más adecuado y como ponerlo a punto. En el siguiente artículo, prepararemos una sesión de observación, eligiendo los objetos que vamos a observar esa noche. Analizaremos después los lugares de observación, su entorno y las condiciones de observación. Ya a pie de telescopio, buscaremos los objetos de cielo profundo, indicaremos cómo observarlos. Por último, como llevar un registro de nuestras observaciones.


 
Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.

Usuarios conectados

Tenemos 613 invitados conectado(s)

Usuarios registrados

Introduzca su identificación para acceder a los contenidos y funcionalidades reservados a usuarios registrados.

Lea nuestra Política de Privacidad

Si tiene problemas de acceso póngase en contacto con nosotros en info@astroerrante.com

Recomiéndanos

Google +1