El Astrónomo Errante

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Muere Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la Luna.

E-mail Imprimir
Valoración: / 0
MaloBueno 

Neil Armstrong

El astronauta Neil Armstrong, el primer hombre en llegar a la Luna en 1969, a bordo del mítico Apolo XI, murió ayer, a los 82 años, debido a las complicaciones sufridas tras una reciente operación de corazón. Junto a Armstrong viajaban en aquel módulo espacial Michael Collins y Edwin Aldrin, que hoy tienen 81 y 82 años, respectivamente.

El más conocido de los tres, y también el más introvertido, era Armstrong. Su frase "es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad", pronunciada poco después de dejar su huella en la luna, el 21 de julio de 1969, es una de las más conocidas del siglo XX. Tanto como aquella otra de "Houston, tenemos un problema" (pero eso es otra historia y otro Apolo, el XIII). En cualquier caso, Armstrong dijo más cosas en su diálogo con la Tierra. También se le escapó un misterioso "Buena suerte, señor Gorsky", que nadie entendió. En un primer momento, en la NASA pensaron que sería un saludo para alguien de la agencia aeroespacial, pero no había nadie con ese apellido.

Durante muchos años, Neil Armstrong dio la callada por respuesta cuando le preguntaban por el significado de tan enigmática frase. Por fin, el 5 de julio de 1995 en Tampa Bay, Florida, mientras respondía preguntas tras uno de sus muchos discursos, un periodista sacó a relucir de nuevo la famosa cuestión. Habían pasado más de 26 años desde su paseo lunar, el señor Gorsky ya había fallecido y esta vez aquel chico, convertido ya en uno de los iconos del siglo XX, se sintió libre para responder y explicar aquello que escuchó, cuando era un niño, y buscaba una pelota en el patio de sus vecinos.

Nacido el 5 de agosto de 1930 en una granja en Ohio, Armstrong se había interesado desde muy pronto por la aviación. A los seis años estuvo por primera vez en el aire, con un pequeño avión a hélice. Esa experiencia le marcó de por vida y desde entonces supo a qué quería dedicarse. Con 15 años realizaba pequeños trabajos caseros y de repartidor para poder ahorrar. Empleó el dinero para pagarse sus primeras clases de vuelo. A los 16 años, antes incluso de aprobar el examen de conducir, ya tenía su licencia de vuelo.

Armstrong y sus dos compañeros han recibido numerosos galardones. Fue un "héroe americano sin proponérselo, que sirvió a su nación como piloto de la marina, piloto de pruebas y como astronauta", dijo ayer su familia en un comunicado.

Los tripulantes del Apolo XI fueron honrados con un desfile en la ciudad de Nueva York tan pronto regresaron a la Tierra. Armstrong recibió la Medalla de la Libertad, la distinción más importante ofrecida a un civil de Estados Unidos. A ese reconocimiento siguieron numerosos premios de agencia aeroespacial, al menos 17 medallas de otros tantos países y la Medalla de Honor del Congreso. Después de dejar la NASA, dio clases de ingeniería y pronunció conferencias por medio mundo.Nunca se olvidó del niño que fue. Ni de sus vecinos.

Fuente: La Vanguardia.com


 
Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.

Usuarios conectados

Tenemos 1378 invitados conectado(s)

Usuarios registrados

Introduzca su identificación para acceder a los contenidos y funcionalidades reservados a usuarios registrados.

Lea nuestra Política de Privacidad

Si tiene problemas de acceso póngase en contacto con nosotros en info@astroerrante.com

Recomiéndanos

Google +1