El Astrónomo Errante

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Discos de encuadre (y IV) - Casos Particulares

E-mail Imprimir
Valoración: / 3
MaloBueno 

Continuamos con la cuarta y última entrega del sistema de discos orientadores para el encuadre en astrofotografía con cámara réflex a foco primario en telescopio newtoniano y montura ecuatorial: los “discos de encuadre”.

La mayoría de aficionados conocen los resultados que producen en la orientación del encuadre determinadas posiciones relativas del tubo y la cámara, pero aun así me parece conveniente tratarlas desde el punto de vista de la aplicación de los discos así como de la fórmula. Considero especialmente destacables dos grupos diferenciados por la coincidencia de los ejes del encuadre con las coordenadas azimutales u horizontales en un caso y ecuatoriales en el otro, del campo celeste objeto de la toma de fotos.

Por supuesto todos los casos tienen su solución con los discos de encuadre, pero algunos casos particulares pueden simplificarse hasta el punto que una vez bien conocidos y comprendidos no se necesite la ayua del sistema.

Coincidencia con las coordenadas azimutales

Es no solamente la referencia visual natural y directa sino también una de las formas de presentación por defecto de los planisferios virtuales de uso común en los ordenadores. Como es bien sabido estas coordenadas dependen de la situación del observador.

Orientación directa

La linea de referencia que marca el disco 1 es el propio vertical del objeto en dirección al zenit: A=0.

Si recurrimos a la fórmula D=A-B-C, para obtener este encuadre sería D=0, por lo tanto C =-B, lo que nos dice que siempre que el ángulo de la cámara C sea igual y de sentido contrario al del enfocador B cualesquiera que sean sus posiciones absoloutas tendremos el encuadre horizontal en orientación directa, es decir que el lado mayor del fotograma será paralelo al horizonte y el zenit hacia la parte alta del mismo.

Dicha condición o regla se puede comprobar con los discos, y por supuesto con el telescopio en visión real, solo teniendo muy en cuenta los signos o sentido del ángulo.

No es necesario decir que al tratarse de montura ecuatorial el encuadre en sí se mantendrá a pesar de la evolución de la montura pero variará su posición relativa con respecto al horizonte y zenit. El ángulo B irá variando mientras que C se mantendrá si no lo cambiamos.

Orientación invertida

Linea de referencia el vertical en dirección al nadir.

En este caso A=0 y D=180 , por lo que C=-180-B

Este encuadre se producirá siempre que los ángulos B y C sean suplementarios y del mismo sentido o signo.

Coincidencia con las coordenadas ecuatoriales

En este caso los ejes vertical y horizontal del encuadre representarán al semicírculo horario y al paralelo de declinación respectivamente. Como tratamos de monturas ecuatoriales el desplazamiento del telescopio en AR coincidirá con el eje horizontal del encuadre mientras que el aumento o disminución de la declinación se producirá recorriendo su vertical. Su principal característica es que al contrario que la orientación horizontal, ésta se mantiene con la evolución del telescopio dentro del mismo hemisferio.

Como ya he hecho mención anteriormente del ángulo paraláctico y en este caso particular tiene especial relevancia, creo oportuno recordar que es el formado en el astro por el semicírculo horario o circulo máximo de ascensión y el semicírculo vertical o vertical del astro, en el llamado triángulo de posición, con sus otros vértices en el polo y el zenit. En el movimiento aparente de la esfera celeste dicho ángulo va variando de amplitud hasta llegar a 0º al paso del astro por el meridiano, excepto si la declinación es mayor que la latitud del observador, en cuyo caso será de 180º en el caso del meridiano superior. Este ángulo lo podemos medir en cualquier momento en la ventana del Stellarium, tanto en la vista azimutal como en la ecuatorial, si tenemos activadas las cuadrículas correspondientes, con un transportador o con la base de los discos de encuadre.

Orientación directa

La linea de referencia del disco 1 es el semicírculo horario, por lo que el ángulo A que forma con el vertical es el ángulo paraláctico.

En este encuadre al ser D=0, será C=A-B. Al ángulo paraláctico conseguido en Stellarium le restamos el ángulo B del enfocador algebraicamente y obtenemos el ángulo C con su signo para posicionar la cámara de forma que el encuadre conseguido será el que corresponde a los ejes de AR y DEC del telescopio. Esta seria la solución mediante los discos o la fórmula para cualquier posición del enfocador en el tubo.

Pero aun se puede simplificar más la forma de obtener este encuadre. En efecto, considerando que en una montura ecuatorial, durante el seguimiento del objeto, el tubo del telescopio sufre una rotación continua sobre su eje longitudinal de igual amplitud y sentido que la variación del ángulo paraláctico de dicho objeto en su movimiento aparente, solo hay que situar el enfocador en la posición adecuada para que el ángulo B que forma el eje del enfocador con el plano vertical del eje del telescopio sea en todo momento igual al ángulo paraláctico. Esta condición se cumple en dos puntos diametralmente opuestos del tubo correspondiendo cada uno de ellos a un hemisferio, a cada lado del meridiano.

Como es conocido, tomando como referencia la posición del telescopio aparcado apuntando al polo norte, con el eje del enfocador formando un ángulo B de -90º con el plano vertical zenital (ángulo en sentido antihorario), el ángulo B que se forme en cada momento durante el seguimiento por el hemisferio oriental coincidirá con el ángulo paraláctico, siempre teniendo en cuenta la regla de signos indicada. Para que se cumpla la misma condición en el hemisferio occidental, el ángulo B en la posición aparcado debe ser de +90º.

En cuanto al encuadre, solo falta posicionar la cámara. Si acudimos a la fórmula, vemos que al ser A=B, será C=0 (cámara con la protuberancia del flash y/o zapata en la dirección hacia la que apunta el telescopio) en ambos casos para que se mantenga el encuadre ecuatorial. Si observamos los discos, cualquiera que sea el ángulo paraláctico A, al ser B=A y C=0 se conserva el encuadre.

Orientación inversa

No es preciso insistir en el hecho de que con la posicion diametralmente opuesta a las indicadas, bien del enfocador o de la cámara se obtendrá en cada hemisferio el encuadre invertido.

Por último, una vez analizadas las posibilidades de uso de los discos de encuadre y su fórmula fundamental, para todas las circunstancias posibles, conviene contemplar una forma muy simplificada de encontrar cualquier encuadre deseado en base a las posiciónes del enfocador descritas en el apartado 2.1 anterior.

Utilizaremos para el ejemplo la Nebulosa de Andrómeda, después de pasar el meridiano y nos basaremos en la ventana de Stellarium, en este caso en la presentación correspondiente a montura ecuatorial, mostrando su cuadrícula con un FOV de 0,989º (Figura 13).

He trazado una linea en el lugar del eje mayor imaginario de la elipse pues el ejemplo consiste en conseguir un encuadre en el que dicho eje coincida con la diagonal más próxima del fotograma. Para ello medimos el ángulo que forman las dos lineas, en este caso 16º. Como la imagen que aparece en la ventana de Stellarium, al ser de montura ecuatorial, es la que aparecería en nuestro encuadre (supuesto el FOV correcto) con la posicion del enfocador correspondiente al hemisferio occidental ya comentada en 2.1 (B=+90º en posición aparcado), y la cámara con un angulo C=0º, solo tendremos que girar la cámara 16º en sentido horario es decir, C=+16º, para conseguir el encuadre que perseguimos, que quedaría como en la figura nº 14.

Vemos que en general, si se pueden prestablecer las posiciones de 90º+ o 90º- en el enfocador en la posición de aparcado, es práctico y cómodo utilizar este sistema en el que solo hay que calcular el giro de la cámara, segun queda expuesto, para lograr el encuadre deseado. Pero desdeluego con la inestimable ayuda de Stellarium o software similar.

Y todo ello a priori y sin tener que recurrir al telescopio hasta el momento de la sesión.

En todo caso, con un buen conocimiento de todo lo expuesto en este trabajo, cada cual podrá decidir en cada momento el sistema a utilizar segun las particulares circunstancias y exigencias de cada ocasión. que como bien sabemos pueden ser de lo más variadas.


 
Comentarios (1)
disco de encuadre
1 Lunes, 20 de Enero de 2014 15:09
aquiles
Hola soy nuevo en el foro. Buenos días a todos, un abrazo. Si es posible que alguien me oriente, como consigo un disco de encuadre o como se construye. Muchas gracias
Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.

Usuarios conectados

Tenemos 1371 invitados conectado(s)

Usuarios registrados

Introduzca su identificación para acceder a los contenidos y funcionalidades reservados a usuarios registrados.

Lea nuestra Política de Privacidad

Si tiene problemas de acceso póngase en contacto con nosotros en info@astroerrante.com

Recomiéndanos

Google +1