Seeing y Turbulencia Atmosférica

Jueves, 25 de Marzo de 2010 12:00 Miguel Angel Mallén Artículos - Observación
Imprimir
Valoración: / 14
MaloBueno 


La turbulencia atmosférica está producida por la diferente densidad y temperatura de las capas de la atmósfera.

En verano este efecto es más notable ya que el aire se calienta en contacto con el terreno. El cemento y los solados retienen el calor mientras que el césped es lo ideal.

La turbulencia no representa un gran problema para el observador de cielo profundo, por lo menos no tanto como lo es para los observadores planetarios, ya que los objetos son más grandes y con menos detalles observables, debido al poco contraste de sus tonalidades. Las nebulosas planetarias más pequeñas pueden verse afectadas en mayor medida ya que para su observación empleamos grandes aumentos.

Los observadores planetarios, solares y lunares sí se ven afectados en gran medida por la turbulencia. Por eso ellos prefieren las noches frías de invierno, cuando la turbulencia es menor. Es frecuente quedarse mirando por el ocular hasta que la atmosfera se estabiliza durante unos segundos y podemos apreciar el objeto con toda claridad. La espera merece la pena.

Para medir la estabilidad de la atmósfera usamos varias escalas de “seeing”, término inglés que significa visión o percepción. Aquí podéis encontrar varias de estas escalas. La más usada es la de Antoniadi.

 

La Escala de Antoniadi

 

Escala Inversa

 

Escala de diez niveles

William H. Pickering (1858-1938) del Observatorio de Harvard

En esta escala, se considera que de 1 a 3 es muy malo, 4 a 5 pobre, 6  a 7 buena y 8 a 10 excelente.


 
Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.